REGIONES AGROECOLÓGICAS DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
ZONAS Y SUBZONAS RIAN
 

ZONA XVI: CENTRO-OESTE DEL CHACO

Ocupa el sector del Domo Agrícola Chaqueño, es la zona de mayor uso agrícola del Chaco, sin embargo hay zonas ganaderas y de explotación mixta. Se extiende desde el departamento Maipú, Independencia, Comandante Fernández, Quitilipi, Gral. Belgrano, 9 de Julio, Chacabuco, 12 de Octubre, 2 de Abril, O’Higgins, San Lorenzo, Mayor Jorge Luis Fontana y Fray Justo Santa María de Oro. Abarca una superficie de 2.626.000 ha (15% de la superficie total de Chaco y Formosa).

Con una precipitación media anual de 1000 mm y suelos predominantemente de aptitud agrícola, aunque encharcables, constituye el área de mayor densidad de población rural de la Provincia del Chaco.

Los suelos de texturas medias a pesadas, degradados por la acción de una agricultura convencional y periódicos fenómenos de encharcamiento e inundación provocan una inestabilidad en la sostenibilidad de los sistemas productivos. Hacia el oeste, las limitaciones más importantes son la baja retención de humedad, susceptibilidad a la erosión eólica e hídrica, bajo nivel de materia orgánica, condicionando un sistema natural frágil, antropizado en los últimos años por productores agrícolas.

Los cultivos principales en esta zona lo constituyen los cereales, oleaginosas y cultivos industriales (algodón), insertos en un sistema mixto en donde la ganadería constituye la alternativa productiva que posibilita las rotaciones en el uso del suelo.

Ubicación de la Zona XVI

Se destacan tres subzonas:

  • Subzona XVI-A: Agrícola Central del Chaco
  • Subzona XVI-B: Agrícola del oeste del Chaco
  • Subzona XVI-C: Mixta Sudoeste del Chaco

SUBZONA XVI-A: AGRÍCOLA CENTRAL DEL CHACO

Ubicación de la Subzona XVI-A

Comprende los departamentos Maipú, Independencia, Comandante Fernández, y Quitilipi. Cubre una superficie de 776.900 ha (4% de la superficie).

Los suelos de texturas medias degradados por el accionar agrícola y el consiguiente aumento del escurrimiento influenciado por la escasa pendiente provocan encharcamientos e inundaciones que en ocasiones resultan adversas para las actividades productivas.

La división de la tierra se manifiesta en parcelas de 100 ha, explotadas con mano de obra familiar, y tecnología media.

El cultivo del algodonero y en menor medida, girasol, sorgo y maíz, y actualmente soja, constituyen los cultivos predominantes dentro de un esquema productivo mixto que incluye la ganadería de chacra.

SUBZONA XVI-B: AGRÍCOLA DEL OESTE DEL CHACO

Ubicada al sudoeste de la Provincia del Chaco, comprende los departamentos Gral. Belgrano, 9 de Julio, Chacabuco, 12 de Octubre, y 2 de Abril.

Cubre una superficie de 886.300 ha (5% de la superficie de Chaco y Formosa).

El clima es subtropical subhúmedo con precipitaciones anuales de alta variabilidad 900 a 800 mm y temperaturas medias anuales de 22º C. El periodo libre de heladas, en abrigo meteorológico es de 280 a 300 días por año, con una gran variabilidad en la fecha de primera y última helada.

Al este, la cobertura natural del suelo es abierta con abras y pampas con aptitud agrícola, encharcables, y al oeste, bosques degradados, con suelos de baja capacidad de retención de agua y adaptados para la producción mixta.

Es la zona cerealera y oleaginosa de la provincia por excelencia; actividad que se realiza sobre suelos de muy buena aptitud agrícola y tecnología media a alta.

Ubicación de la Subzona XVI-B

La fragmentación de los bosques se manifiesta en mayor medida que en el resto de la provincia y las tierras habilitadas son puestas en producción agrícola y en mucho menor medida a la ganadería con pasturas implantadas.

SUBZONA XVI-C: MIXTA SUDOESTE DEL CHACO

Comprende los departamentos O’Higgins, San Lorenzo, Mayor Jorge Luis Fontana y Fray Justo Santa María de Oro. Cubre una superficie de 962.800 ha (6% de la superficie total de Chaco y Formosa).

Ubicación de la Subzona XVI-C

Los suelos de textura pesada, constituyen la base productiva de una agricultura de buenos rendimientos supeditada a un riesgo hídrico, por encharcamiento e inundación y períodos de sequía que condicionan la sostenibilidad de los sistemas productivos.

La división de la tierra es muy densa, con parcelas generalmente entre 100 y 300 ha, y generalmente puestas en producción por empresas familiares o bajo la forma de arrendamiento.

Los cultivos principales son algodón, soja, girasol y sorgo; las áreas deprimidas son utilizadas en ganadería bovina con pasturas naturales.

El sur del departamento San Lorenzo y sudeste de Mayor Jorge Luis Fontana con mayores precipitaciones medias anuales, relieve negativo y suelos de texturas arcillosas y salino-sódicos, constituyen el sector oeste de los Bajos Submeridionales.

La vegetación natural es de pajonal-pastizal-palmar de bajo valor forrajero y un tapiz herbáceo que se manifiesta con cobertura de agua superficial que aumenta la potencialidad ganadera.

La división de la tierra se manifiesta en unidades productivas superiores a 1.000 ha dedicadas principalmente a la ganadería de cría. Esta subzona presenta inestabilidad en la oferta forrajera, y limitaciones hídricas, ya sea por excesos o déficits.

Las áreas de relieve positivo se utilizan ocasionalmente en una agricultura de alto riesgo, principalmente cultivos de girasol, sorgo y algodón.