REGIONES AGROECOLÓGICAS DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
ZONAS Y SUBZONAS RIAN
 

CARACTERÍSTICAS GENERALES

La provincia de Chaco se localiza en la región nordeste de la Argentina (NEA), entre los paralelos de 24º y 28º de latitud sur y los meridianos de 58º y 63º de longitud oeste.

Limita al norte con la provincia de Formosa; al este con la provincia de Corrientes y con la República del Paraguay; al sur con la provincia de Santa Fe; y al oeste con las provincias de Salta y Santiago del Estero.

La provincia posee una extensión de 99.663 km² (2,6% del territorio nacional) y desde el punto de su organización político-administrativa se divide en 25 Departamentos y 68 Municipios.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS Y CLIMÁTICAS

La provincia integra la unidad fisiográfica denominada Región Chaqueña que abarca parte de los territorios de Argentina, Paraguay, Bolivia y Brasil. Esta región es una extensa llanura caracterizada por su uniformidad topográfica, la reducida energía del relieve y por una leve pendiente en dirección Noroeste-Sudeste.

Los principales factores que permiten la diferenciación de los ambientes son la diversidad climática, la disponibilidad de agua y la variedad de suelos y vegetación.

Las precipitaciones medias fluctúan en torno a los 800 mm anuales en la región occidental y alcanzan los 1.300 mm en la región oriental de la provincia. La temperatura media del mes más cálido (Enero) varía entre 27º C y 28º C y la media del mes más frío (Julio) oscila entre 14º C y 15º C. Las características de los regímenes térmico y pluviométrico permiten diferenciar tres regiones climáticas de este a oeste:

  • Región subhúmeda-húmeda, de clima subtropical marítimo sin una estación seca definida.
  • Región subhúmeda-seca, de clima subtropical marítimo, con precipitaciones superiores en verano y otoño (oriente) y en verano (occidente).
  • Región semiárida de clima subtropical continental, con estación seca invernal y lluvias concentradas principalmente en verano.

RECURSOS HÍDRICOS

La conformación del sistema hídrico responde a un diseño con múltiples deltas que ha modelado una red de drenaje que se encuentra colmatada.

Existen numerosos elementos de anormalidad que influyen sobre el drenaje de la planicie, con sistemas fluviales autóctonos y alóctonos en constante desplazamiento horizontal, acumulación de agua (bañados, esteros, lagunas, lagos terminales, áreas sin drenaje) y valles secos o madrejones que muestran una marcada inestabilidad, asociada a la débil pendiente, a los desplazamientos tectónicos, al régimen pluviométrico y a cambios climáticos recientes.

El desequilibrio en la distribución de las precipitaciones a lo largo del año produce variaciones en el régimen hidrológico de los suelos y son responsables de la presencia o ausencia de acuíferos aptos para el aprovisionamiento de agua en grandes áreas de la provincia. En el centro y oeste no abundan los cursos superficiales de carácter permanente que permitan su empleo en forma directa. Por lo tanto, el escurrimiento superficial es almacenado para satisfacer las necesidades del hombre y del ganado.

El territorio provincial se encuentra surcado por un conjunto de cursos permanentes de agua que siguen una pendiente con dirección noroeste-sudoeste, entre los que se destacan los siguientes: Río Tragadero, de Oro, Negro, Salado y Tapenagá; Riachos Saladito, Quía, Guaycurú, Iné y Palometa; Arroyos Cangüi Chico, Zapirán, Palometa y Saladillo. La mayoría de estos cursos de agua se originan al este de la isohieta de 900 mm y desembocan en los grandes colectores que son los ríos Paraná y Paraguay.

En períodos de precipitaciones excesivas, precedidas por lluvias que producen la progresiva saturación de los suelos, los cursos de agua desbordan y provocan inundaciones. Este fenómeno se presenta con tiempos de recurrencia inferiores a los cinco años y afecta a las áreas agrícolas donde se registran pérdidas económicas de diferente magnitud dependiendo del uso de los suelos, del tiempo de permanencia del agua en los campos y del estado vegetativo de los cultivos. Las consecuencias de este fenómeno, en muchos casos, se evidencian en períodos posteriores a los de su ocurrencia al incidir sobre las posibilidades de preparación de los suelos o sobre los índices productivos de los rodeos.

APTITUD Y USO ACTUAL DE LOS SUELOS

La provincia del Chaco reúne 3,4 millones de hectáreas de suelos con aptitud agrícola, los que ofrecen limitaciones ligeras a moderadas para el desarrollo de esta actividad. A la superficie anterior se suman 4,07 millones de hectáreas en donde la agricultura puede desarrollarse con limitaciones y riesgos severos teniendo en cuenta los sistemas de manejo más difundidos entre los productores.

El uso actual de los suelos se caracteriza por la subutilización de la capacidad productiva de las tierras ocupadas por la ganadería, donde predominan los sistemas productivos extensivos, mientras que en las áreas agrícolas se observa una sobreutilización de este recurso agravada por la escasa aplicación de prácticas de manejo de suelo, agua y vegetación. En este sentido, resulta importante señalar que el 40% de los suelos es susceptible a la degradación por erosión hídrica y, en menor medida, por erosión eólica. En la actualidad se estima que alrededor de 1.383.000 hectáreas se han degradado, en forma moderada, mientras que 745.000 hectáreas están afectadas en forma grave por la erosión hídrica.

El conocimiento de los suelos de la provincia permite cotejar la aptitud de los mismos con el destino o el uso productivo dado en la actualidad. En este contexto, se estima que menos del 40% de los suelos con aptitud agrícola, con riesgos limitados a moderados, es utilizado para esta finalidad, aspecto que pone de manifiesto las posibilidades de expansión de esta actividad. Asimismo, un porcentaje importante de suelos agrícolas está ocupado por la actividad ganadera o se encuentran cubiertos por masas forestales con diferentes grados de aprovechamiento recientes.

Con relación al uso actual de las tierras, cabe señalar que, en los últimos años, la frontera agrícola se ha extendido hacia el oeste debido al ingreso de la región a un ciclo húmedo que ha provocado el incremento de las precipitaciones anuales. Esta expansión también es atribuible a la difusión de prácticas agronómicas como la siembra directa y el uso de agroquímicos, el desarrollo genético observado en soja, girasol, maíz y trigo y la difusión de prácticas intensivas como la doble cosecha trigo-soja, girasol-soja o soja de segunda sobre soja de primera.

SUPERFICIE, DIVISIÓN POLÍTICA Y ADMINISTRATIVA

Tabla 1: departamentos de la provincia de Chaco, superficie catastral, cabecera departamental, población y subzona de pertenencia.

Departamentos Cabecera departamental Superficie ha Población Subzona
Almirante Brown Pampa del Infierno 1.727.600 34.075 XIX B
Bermejo La Leonesa 256.200 25.052 XVII B
Comte Fernandez Pcia. R. S. Peña 150.000 96.944 XVI A
Chacabuco Charata 138.800 30.590 XVI B
Dos de Abril Hermoso Campo 159.400 7.432 XVI B
Doce de Octubre Pinedo 257.600 22.281 XVI B
Fray J. Sta. Ma de Oro Santa Sylvina 220.500 11.826 XVI C
General Belgrano Corzuela 121.800 11.988 XVI B
General Donovan Makallé 148.700 13.490 XVII B
General Güemes J.J. Castelli 2.548.700 67.132 XIX C
Independencia Campo Largo 187.100 22.411 XVI A
Libertad Tirol 108.800 12.158 XVII B
Lib. Gral. San Martín San Martín 780.000 59.147 XVII C
Maipú Tres Isletas 285.300 25.288 XVI A
Mayor Jorge L. Fontana Villa Ángela 370.800 55.080 XVI C
Nueve de Julio Las Breñas 209.700 28.555 XVI B
O’higgins San Bernardo 158.000 20.131 XVI C
Presidencia de la Plaza Pcia. de la Plaza 228.400 12.499 XVII C
Primero de Mayo Margarita Belén 186.400 10.322 XVII B
Quitilipi Quitilipi 154.300 34.081 XVI A
San Fernando Resistencia 348.900 390.874 XVII D
San Lorenzo Villa Berthet 213.500 14.702 XVI C
Sargento Cabral Colonia Elisa 165.100 15.889 XVII C
Tapenaga Charadai 602.500 4.097 XVII D
Veinticinco de Mayo Machagay 235.800 29.215 XVII C
Total General   9.963.900 1.055.259  

ZONAS Y SUBZONAS DE LA PROVINCIA

En la provincia se pueden encontrar las siguientes zonas agroecológicas:


Zona XVI: Centro-Oeste del Chaco

Comprende las subzonas:

  • XVI-A: Agrícola Central del Chaco
  • XVI-B: Agrícola del Oeste del Chaco
  • XVI-C: Mixta Sudoeste del Chaco

Zona XVI: Centro-Oeste del Chaco

Comprende las subzonas:

  • XVI-A: Agrícola Central del Chaco
  • XVI-B: Agrícola del Oeste del Chaco
  • XVI-C: Mixta Sudoeste del Chaco

Zona XVII: Ganadera del Este

Comprende las subzonas:

  • XVII-A: Ganadera del Este de Formosa
  • XVII-B: Ganadera del Este de Chaco
  • XVII-C: Ganadera del Centro Este de Chaco
  • XVII-D: Ganadera del Sudeste de Chaco

Zona XVII: Ganadera del Este

Comprende las subzonas:

  • XVII-A: Ganadera del Este de Formosa
  • XVII-B: Ganadera del Este de Chaco
  • XVII-C: Ganadera del Centro Este de Chaco
  • XVII-D: Ganadera del Sudeste de Chaco

Zona XVIII: Mixta del Norte

Comprende las subzonas:

  • XVIII-A: Mixta Norte de Formosa
  • XVIII-B: Mixta Central de Formosa
  • XVIII-C: Mixta Central Norte de Chaco

Zona XVIII: Mixta del Norte

Comprende las subzonas:

  • XVIII-A: Mixta Norte de Formosa
  • XVIII-B: Mixta Central de Formosa
  • XVIII-C: Mixta Central Norte de Chaco

Zona XIX: Noroeste del Chaco

Comprende las subzonas:

  • XIX-A: Forestal de El Impenetrable
  • XIX-B: Agrícolo-Forestal de El Impenetrable
  • XIX-C: Agrícolo-Ganadera de El Impenetrable

Zona XIX: Noroeste del Chaco

Comprende las subzonas:

  • XIX-A: Forestal de El Impenetrable
  • XIX-B: Agrícolo-Forestal de El Impenetrable
  • XIX-C: Agrícolo-Ganadera de El Impenetrable