REGIONES AGROECOLÓGICAS DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
ZONAS Y SUBZONAS RIAN
 

CARACTERÍSTICAS GENERALES

La provincia de Corrientes forma parte de la región mesopotámica de la República Argentina.

Limita al norte con la República de Paraguay y la provincia de Misiones, al sur con la provincia de Entre Ríos, al oeste con la provincia de Santa Fe y al este con la República de Brasil.

La superficie total que ocupa la provincia es de casi 9 millones de ha (88.199 km²). Se encuentra comprendida entre las coordenadas de 27º 15´ al norte y 30º 44´ al sur de latitud sur, y entre las longitudes de 55º 40´ al este y de 59º 37´ al oeste de longitud oeste.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS Y CLIMÁTICAS

Corrientes es una extensa llanura o planicie sin rasgos topográficos destacables. Las ondulaciones más pronunciadas no superan los 200 m sobre el nivel del mar en el sector nordeste, descendiendo a 35 m en el sudoeste.

Un rasgo predominante del relieve es el de integrar una cuenca sedimentaria con deficiente drenaje, que determina la presencia de vastas áreas inundadas e inundables, que se estima, cubren el 45% de la superficie provincial (anegadas 17% y anegables 28%).

Las características climáticas son bastante homogéneas a lo largo de la provincia, ya que no existen obstáculos al desplazamiento de las masas de aire.

Su clima es subtropical en la región norte y de transición-acumulativa o de pampa húmeda en el sur, cuyas características son apreciables entre localidades extremas como Corrientes, con una temperatura media de 21,6º C, una máxima de 44,9º C, una mínima de -1,1º C y una precipitación anual de 1.206 mm. A la ciudad de Monte Caseros, le corresponde una temperatura media de 29,5º C, una máxima de 46,5º C, una mínima de -5,4º C y una precipitación de 1.165 mm anuales.

Lo habitual para la provincia es la no existencia de estaciones secas, ni en general, sequías de importancia, salvo algunas mermas cada cuatro o seis años o algún período seco cada diez.

Las precipitaciones son abundantes, la época más lluviosa es el otoño y la más seca el invierno. Las lluvias decrecen de noreste a suroeste, desde 1.600 a 1.100 mm anuales (tiene un régimen promedio anual de 1.350 mm). A pesar de un aparente exceso de agua, relacionado al balance hídrico y a la evapotranspiración, hay un déficit de agua especialmente en el verano.

El clima subtropical, de Corrientes, con heladas ocasionales (1 a 3) permite el cultivo de numerosas especies anuales y perennes.

Los cultivos anuales de verano como arroz, algodón, tabaco, mandioca y soja, disponen de veranos largos, con temperaturas elevadas para su crecimiento. Así también como de un largo período libre de heladas, que permite elegir las fechas óptimas de siembra según las posibilidades de variedades y de manejos culturales. La posibilidad de obtener altos rendimientos es favorecida además por valores elevados de radiación solar.

La duración de los ciclos de cultivo dependerá de los requerimientos de temperaturas acumuladas en las distintas fases fenológicas para cada variedad.

VEGETACIÓN

En la provincia de Corrientes están representados dos grandes dominios fitogeográficos: el Chaqueño, al occidente y parcialmente al este, cubriendo el 80% de su superficie y el Amazónico al Noreste, con el 20% restante.

La distribución de la vegetación, responde básicamente a los gradientes térmicos y pluviométricos registrados en el área. Se reconocen a su vez, dentro del espacio Chaqueño dos distritos: el Oriental de la provincia Chaqueña y el del Ñandubay de a provincia del Espinal. Para el Amazónico, el distrito de los campos de la provincia Paranaense.

Confluyen en Corrientes, tres provincias fitogeográficos con caracteres propios que dan origen a amplias zonas de transición en sus áreas de contacto.

Tomando en cuenta para las grandes divisiones el sistema que contempla las afinidades florísticas y para las subordinadas a la fisonomía y factores del ambiente, como relieve y drenaje, la vegetación de Corrientes se puede ordenar en los siguientes territorios fitogeográficos.

1. Subdistrito correntino

  • Sector del parque chaqueño-correntino del quebracho colorado (Schinopsis balansae).
  • Sector de las sabanas graminosas de Andropogon lateralis, palmares de yatay (Syagrus yatay) y parques de Prosopis spp.

 

2. Subdistrito higro-hidrofítico.

  • Sector fluvial insular paranaense.
  • Sector de la depresión iberana.

  • Distrito del Ñandubay (Prosopis affinis) de la Provincia del Espinal.

  • Subdistrito de las sabanas parque del espinillar (Prosopis affinis).
  • Subdistrito de los malezales, sabanas abiertas y pajonales.

 

3. Distrito de los campos de la Provincia Paranaense

  • Subdistrito de la pseudoestepa de Elyonurus musticus y Aristida jubata.
  • Subdistrito de los malezales y sabanas graminosas húmedas a perhúmedas.

APTITUD Y USO ACTUAL DE LOS SUELOS

De los 88.886 km² de superficie geográfica total, provincial, 12.608 corresponden a espejos de agua de ríos, esteros y lagunas, un 14,2%. Los bosques y montes naturales ocupan un 3,6%, el 24% está ocupada por infraestructura (centros urbanos, redes vial y ferroviaria) y por agua (ríos, lagunas, esteros), el 82% restante puede considerarse como superficie agropecuaria. Esta superficie de acuerdo al uso anual de la tierra, se distribuye entre superficies agrícolas (2,1%), forestada (4,8%) y ganadera (93,1%).

Por la diversidad de los factores genéticos concurrentes y el grado de incidencia de cada uno de ellos en situaciones particulares, la provincia de Corrientes, como pocas en Argentina, exhibe un verdadero catálogo de suelos.

El cómputo de tierras productivas clasificadas por su condición de drenaje natural y riesgos de excesos de agua demuestra que el 16% presenta suelos sin limitaciones por drenaje en donde el mayor desarrollo es agrícola-forestal, el 16% ocupado por suelos encharcables se utilizan para el cultivo de arroz y en el 36% de suelos anegables la ganadería extensiva, forestación con pinos y el arroz son las actividades principales.

La abundancia de agua es una característica relevante. Entre lagunas, espejos de agua, esteros, bañados, cañadas, carrizales y terrazas bajas de inundación frecuente, se alcanza a cubrir el 26% de la superficie provincial (89.355 km²). Los bosques nativos (hidrófilos, ribereños, palmares y bosques de madera dura) ocupan unos 5.500 km².

SISTEMAS DE PRODUCCIÓN

Los sistemas de producción predominantes de la provincia de Corrientes se encuentran en una etapa de caracterización, buscando unificar criterios comunes a la definición en todos los Centros Regionales del INTA.

En la zona noroeste (Departamentos Capital, San Cosme, Itatí, San Luis del Palmar, Empedrado, Berón de Astrada y General Paz) solamente el 3% posee una relación de superficie agrícola/superficie total mayor al 80% siendo predominante el sistema de producción ganadero. Otros sistemas presentes corresponden al Arroz bajo riego, y de pequeños agricultores con baja utilización de insumos.

En la zona comprendida por los departamentos de San Miguel, Concepción, Saladas, Mburucuyá, Bella Vista, San Roque, Lavalle, Goya y Esquina, se encuentra una mayor diversificación, por lo que los sistemas productivos predominantes comprenden, Citrícolas empresariales, horticultura bajo cubierta, Tabacalero, los cuales en promedio cultivan 2 ha con este cultivo, y un sistema mixto de ganadería de cría y tabaco.

La región comprendida por los departamentos de Santo Tomé y Nordeste de Ituzaingó, cuentan con superficie implantada y por otra parte es la única zona de la provincia donde se implanta Yerba Mate.

Los departamentos de Alvear, San Martín y sudoeste de Ituzaingó tiene ganado bovino.

Los departamentos de Mercedes, Paso de los Libres, Sauce y Curuzú Cuatiá son una zona netamente ganadera, con un desarrollo del cultivo de arroz de pocas empresas con superficies grandes.

Finalmente, el Departamento de Monte Caseros el 80% de la superficie agrícola de la zona está destinada a la producción de citrus.