REGIONES AGROECOLÓGICAS DE LA REPÚBLICA ARGENTINA
ZONAS Y SUBZONAS RIAN
 

CARACTERÍSTICAS GENERALES

La provincia de Formosa se encuentra ubicada en la región chaqueña de la República Argentina, con una superficie de 72.066 km². Su población alcanza los 527.895 habitantes de acuerdo con el Censo 2010.

Su ciudad capital, del mismo nombre que la provincia fue fundada en 1879.

Las principales ciudades: Formosa, Clorinda, Comandante Fontana, Ingeniero Juárez, Pirané, El Espinillo.

Limita al norte y al este con la República del Paraguay; al sur con la provincia de Chaco, y al oeste con la provincia de Salta.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS Y CLIMÁTICAS

Su territorio es una vasta planicie, que se integra a la extensa llanura chaqueña. Los cursos fluviales son la resultante de las variedades climáticas que afectan la provincia.

Es posible diferenciar en el territorio dos ámbitos geográficos: el centro oeste, que muestra una red de drenaje pobre y altamente desintegrada, y el sector oriental que presenta una densa red hidrográfica que va formando numerosos esteros y bañados.

Dos ríos, el Pilcomayo en el norte, y el Bermejo en el sur, demarcan los límites provinciales. Debido a ello este sector debe soportar los excesos de las inundaciones periódicas, y hasta simultáneas, de varios ríos.

El clima es cálido y la temperatura media es de 22° C con variaciones extremas en verano que llegan hasta los 45° C. Formosa se debate entre la escasez y el exceso de humedad, variable según la época.

El total anual de lluvias caídas en la zona oriental es de 600 mm. Desde el punto de vista agroecológico se la divide en tres grandes áreas: la zona este o húmeda, la zona centro o subhúmeda y la zona oeste o semiárida.

Al oeste el clima es cálido con estación seca, temperaturas medias anuales superiores a los 23° C, con moderadas amplitudes térmicas estacionales y balance hídrico marcadamente deficitario.

Al este, el clima cálido subtropical húmedo, con temperaturas ligeramente inferiores y precipitaciones abundantes durante todo el año, superiores a los 1.000 mm anuales.

Entre ambos extremos se ubica una amplia faja de orientación meridiana en la que se produce de este a oeste, una gradual disminución de las lluvias de 1.000 mm a 650 mm anuales.

En rasgos generales, el clima de la provincia de Formosa presenta características climáticas tropicales a subtropicales. La diferenciación climática es más marcada de este a oeste que de norte a sur, con incremento del grado de aridez y continentalización.

Los desniveles topográficos no superan los 0,50 m, de modo que el simple trazado de un camino puede ocasionar considerables consecuencias a la red de drenaje superficial de la provincia.

Formosa integra la región fitogeográfica del parque chaqueño. Desde el punto de vista físico, el rasgo más característico del territorio formoseño es su inestabilidad. Esto ha dificultado el poblamiento, e incluso genera conflictos fronterizos, como los derivados del carácter fluctuante del curso medio del río Pilcomayo en la zona del Bañado La Estrella.

Los caudales y los cursos de los ríos son inestables como consecuencia de su régimen irregular de alimentación y de la extrema nivelación de la llanura por donde se escurren. El Pilcomayo se abre en diversos brazos y remodela su cauce casi cada año. El río Teuco-Bermejo, de cauce igualmente oscilante, remodela sus márgenes y desborda cada vez con más frecuencia sobre su valle inferior. Por su parte, el río Paraguay inunda las islas y terrazas de su valle afectando las áreas urbanas ribereñas.

En la falda central del territorio formoseño, el rasgo sobresaliente es también la irregularidad climática, por estar ubicada en la zona de transición entre los climas subtropicales húmedos y tropicales semiáridos. Allí, las precipitaciones del año más lluvioso pueden quintuplicar a las del año más seco determinando oscilaciones notables. Por contar con una topogragía con gravísimos problemas de drenaje ocurren grandes inundaciones masivas asi como situaciones de sequía.

De este modo, la inestabilidad del clima y del sistema hídrico de la región imprime un sello indeleble sobre el paisaje del chaco formoseño. Esta cualidad se observa en el modelo de esta llanura de escasísima pendiente, que declina de noroeste a sudeste desde la cota 205 en la localidad de General Mosconi, hasta la ciudad de Formosa, situada a 65 m sobre el nivel del mar.

La cubierta vegetal está adaptada a las pequeñas diferencias locales de la topografía, a la oscilación de los períodos de sequía e inundación estacionales y la variación de las lluvias en ciclos de mayor duración. Dicha cubierta es sensible a las inundaciones excepcionales, provocadas por acción antrópica, ya sea por la construcción de caminos y vías férreas, por tala o introducción de ganado, produciendo la degradación del pastizal y provocando la difusión de malezas.

RECURSOS HÍDRICOS

El sistema hídrico formoseño forma parte de la cuenca del Río de La Plata y presenta características muy particulares. Los tres ríos más importantes de la provincia de Formosa, constituyen sus límites naturales: Pilcomayo, Bermejo y Paraguay.

La mitad oriental de la provincia está surcada por riachos y arroyos de escasa importancia que discurren de oeste a este, casi paralelos entre sí; son temporarios de bajo caudal y sus albardones altos, sumados a la baja pendiente del terreno, impiden el libre drenaje y encauzamiento de las aguas, lo que da origen a grandes esteros y lagunas en las zonas más bajas, digamos de carácter permanente, como los esteros Bellaco y Gallego.

En general, todos presentan escasa o nula conexión con los sistemas de ríos, drenando por sus partes centrales, desarrollando sistemas de cañadas, cárcavas (arroyos Cucú y Formosa) y cursos con albardones, anchos y de poca profundidad (riachos Mbiguá y Lindo).

Existen también meandros y cauces abandonados, que permiten la formación de ríos de carácter irregular y temporario, y los denominados “madrejones” o “pozos”, que son acumulaciones permanentes de agua que cobran vital importancia, en las épocas de sequías prolongadas. Estos madrejones son en realidad parte de los cauces abandonados o ríos muertos, pertenecientes tanto al sistema del río Pilcomayo como al del río Bermejo, o a otros sistemas fluviales ya fenecidos; entre los más característicos podemos mencionar al “Madrejón de Las Lomitas”, al “Pozo de Maza”, “Pozo del Quebracho” y los madrejones formados en las áreas de antiguos derrames del río Pilcomayo Superior, entre Fortín Nuevo Pilcomayo y Salto del Palmar.

APTITUD Y USO ACTUAL DE LOS SUELOS

Formosa se encuentra ubicada en la provincia geológica Chaco Pampeana, específicamente en la región fisiográfica chaqueña. Es una planicie suavemente ondulada, cubierta por sedimentos de la era Cuaternaria. La topografía natural del terreno es casi plana con pendientes exiguas con gradientes en sentido noreste-sudeste y norte-sur. Las cotas altimétricas son de 55 m sobre el nivel del mar en el este y de 210 m sobre el nivel del mar en el oeste, lo que sirve para caracterizar a una de las regiones del mundo con más bajo potencial morfogenético.

Los sedimentos que recubren el ámbito provincial corresponden a la era Cuaternaria y de acuerdo con el medio que los transportó se dividen en:

  • Aluviales generales, son las deposiciones que están en relación con el accionar de los grandes ríos (Bermejo, Pilcomayo y Paraguay).
  • Aluviales locales modernos, relacionados con deposiciones en los cauces internos (por ejemplo riacho Porteño, Salado).
  • Aluviales locales fósiles, que dieron origen a los antiguos albardones de paleocauces.
  • Arcillas y limos que han sido removidos de otros sitios y llevados en suspensión por las aguas de escorrentía para ser decantados finalmente en depresiones naturales: esteros y bañados.

El período -dentro del Cuaternario- que tuvo mayor incidencia en la deposición de sedimentos que dieron origen a los suelos y al modelado del paisaje, tanto por su actividad como por su duración, fue el Pleistoceno.

La principal actividad productiva de la provincia de Formosa es el cultivo de algodón, que da lugar también al proceso del desmontado. En los últimos años ha cobrado significación el cultivo del arroz, que es exportado principalmente al Brasil. Otros productos importantes dentro de su agricultura son banana, sorgo y cítricos.

La ganadería bovina es otro de los rubros que adquieren desarrollo, y se caracterizan por la exportación de reses en pie, al Paraguay. Está adquiriendo significación la actividad hortícola de primicia.

Recientemente, en la provincia de Formosa, ha comenzado también a cobrar significación, la extracción de petróleo y el incremento de la producción de energía hidroeléctrica a través de centrales planificadas pero aún sin construir como: El Colorado, Pirané, Ibarreta, Estanislao del Campo, Pozo del Tigre y Las Lomitas.

La explotación forestal, dedicada a producir durmientes y tirantes, también es de gran importancia dentro de la economía provincial.

SUPERFICIE, DIVISIÓN POLÍTICA Y ADMINISTRATIVA

En la siguiente tabla se presenta la división político-administrativa, superficie, población y subzona de referencia.

Departamentos Cabecera departamental Superficie ha Población Subzona
Bermejo Laguna Yema 1.286.000 14.046 XX-B
Formosa Formosa 618.500 234.354 XVII-A
Laishi Laishi 348.000 17.063 XVII-A
Matacos Ingeniero Juárez 443.100 14.375 XX-B
Patiño Comte Fontana 2.450.200 68.581 XX-A
Pilagás Espinillo 304.100 18.399 XVIII-A
Pilcomayo Clorinda 534.200 85.024 XVII-A
Pirané Pirané 842.500 64.566 XVIII-B
Ramón Lista General Mosconi 380.000 13.754 XX-B
TOTAL   7.206.600 530.162  

ZONAS Y SUBZONAS DE LA PROVINCIA

En la provincia se pueden encontrar las siguientes zonas agroecológicas:


Zona XVII: Ganadera del Este

Comprende las subzonas:

  • XVII-A: Ganadera del Este de Formosa
  • XVII-B: Ganadera del Este de Chaco
  • XVII-C: Ganadera del Centro Este de Chaco
  • XVII-D: Ganadera del Sudeste de Chaco

Zona XVII: Ganadera del Este

Comprende las subzonas:

  • XVII-A: Ganadera del Este de Formosa
  • XVII-B: Ganadera del Este de Chaco
  • XVII-C: Ganadera del Centro Este de Chaco
  • XVII-D: Ganadera del Sudeste de Chaco

Zona XVIII: Mixta del Norte

Comprende las subzonas:

  • XVIII-A: Mixta Norte de Formosa
  • XVIII-B: Mixta Central de Formosa
  • XVIII-C: Mixta Central Norte de Chaco

Zona XVIII: Mixta del Norte

Comprende las subzonas:

  • XVIII-A: Mixta Norte de Formosa
  • XVIII-B: Mixta Central de Formosa
  • XVIII-C: Mixta Central Norte de Chaco

Zona XX: Noroeste de Formosa

Comprende las subzonas:

  • XX-A: Semiárida del Noroeste de Formosa
  • XX-B: Llanura Central de Formosa

Zona XX: Noroeste de Formosa

Comprende las subzonas:

  • XX-A: Semiárida del Noroeste de Formosa
  • XX-B: Llanura Central de Formosa